5 sept. 2011

La Voz como elemento central del proceso de "Mobile Learning"


El proyecto "M-Voice Learning" creado por parte de la Oficina Oberta de Innovació de la Universitat Oberta de Catalunya propone la creación de una plataforma para dispositivos móviles que permita el seguimiento y realización de acciones formativas mediante el uso de estos dispositivos y la Voz del usuario como elemento central de la comunciación. 

A continuación me gustaría explicaros la base teórica sobre la que se basa el proyecto: 
La creación de un modelo pedagógico de enseñanza - aprendizaje para ser aplicada a través de dispositivos móviles (mobile learning) es una tarea nueva en el ámbito de la formación a distancia y se establece como el nuevo horizonte del e-learning.

Cada vez más los ciudadanos de todas las edades utilizan estos dispositivos (teléfonos móviles, Pocket Pc's, PDA's, Smartphones, etc.) ya que ofrecen altas posibilidades de reproducción de contenidos y de comunicación. Para ello utilizan la banda ancha (3G), y con la descarga y subida de contenidos a alta velocidad, permiten acceder a Internet desde cualquier punto.

Esta es la clave del mobile learning, y como definió O'Malley et al (2003):

“el mobile larning tiene lugar cuando el aprendiz no se encuentra en un lugar fijo o predeterminado, o cuando aprovecha las oportunidades que ofrecen las tecnologías móviles.”


Esta definición explicita la necesidad de crear una metodología pedagógica que sistematice los procesos de enseñanza – aprendizaje y que permita adecuar la formación que ofrece esta institución a las nuevas posibilidades que ofrece la tecnología del siglo XXI. 

Una metodología pedagógica tiene la finalidad de definir nuevos procesos formativos que permitan al alumno realizar una asignatura, o parte de ella, a través de su dispositivo móvil. Entendemos “realizar una asignatura” a la adquisición de aquellos conocimientos, habilidades y actitudes definidas en el plan docente de la asignatura y a la realización de la evaluación de los mismos de una forma activa, participativa y práctica.

Así pues esta metodología tiene un carácter paidocéntrico, es decir que está centrada en el alumno y éste se establece como el centro del proceso formativo de forma individual y grupal. Además el grupo también es un elemento a tener en cuenta en la educación superior ya que los colegas son una fuente de conocimiento y experiencia muy útil para el desarrollo de competencias profesionales a través de la colaboración y la reflexión conjunta.

Teniendo en cuenta esta premisa debemos tener en cuenta las limitaciones y las posibilidades que los dispositivos móviles permiten en el proceso formativo. Uno de los valores principales de un dispositivo móvil es la comunicación a través de la voz.

Los dispositivos móviles están pensados para comunicar personas, así que es una posibilidad que deberá caracterizar nuestra metodología: la voz como elemento central de comunicación de los agentes participantes durante y después del proceso formativo.

La evaluación, que se plantea que sea formativa durante todo el proceso de enseñanza aprendizaje, se beneficiará de las posibilidades de comunicación del sistema a implementar. Hemos comentado que la voz será el elemento central de la metodología pedagógica, por lo tanto en la evaluación se podrá optar por la resolución de los problemas planteados en los casos prácticos a través de la voz.

En resumen, nuestra metodología formativa tiene las siguientes características:
  • Contenidos prácticos y aplicativos.
  • El alumno como protagonista del proceso formativo.
  • La colaboración y reflexión colectiva.
  • Evaluación formativa y sumativa a través de la voz.
  • La comunicación a través de la voz gracias a una aplicación informática con tecnología web.
En la siguiente figura podemos ver de forma gráfica la metodología m-learning:




No hay comentarios:

Publicar un comentario